Clínica del Dolor

CLÍNICA DEL DOLOR

FOTO23

El dolor es un problema frecuente que afecta a nuestra sociedad; tiene diferentes formas y diversas caras, su presencia daña nuestra capacidad de relacionarnos con quienes nos rodean, nuestras actividades diarias y nuestra economía. Además, perjudica a personas de cualquier edad sin importar el sexo, edad, creencias y estado socioeconómico. Así mismo, su ocurrencia repercute en el núcleo familiar y social, ya que en éstos se presentan diversos sentimientos ante el sufrimiento en que se encuentra el paciente con dolor.

Con base en un equipo médico interdisciplinario  y una detallada evaluación de la Historia Clínica buscamos optimizar la “calidad de vida” de nuestros pacientes, intentando que retornen a sus puestos de trabajo, estilo de vida y actividades cotidianas tan pronto como sea posible. Nuestros pacientes son pacientes con síndromes dolorosos crónicos y agudos de difícil manejo, pacientes con síntomas continuos de dolor que afectan su calidad de vida y la de las personas que lo rodean.

Si eres paciente con diagnóstico de Dolor Crónico, te invitamos a que hagas parte del CLUB DE PACIENTES CON DOLOR. 

 FOTO24

En este espacio se atienden y manejan pacientes con dolor agudo pos-operatorio y crónico. Ofrecemos alternativas terapéuticas avanzadas que proporcionan alivio sin interferir con la sensibilidad normal del paciente o su habilidad muscular normal, así como con cualquier otra función corporal.

Contamos con un grupo humano calificado, especializado en Anestesiología y Manejo intervencionista del Dolor, entrenado en los más modernos tratamientos y recursos tecnológicos disponibles para el manejo de todos los tipos de Dolor. Adicionalmente se dispone del soporte de otras especialidades como Neuropsicología, Psiquiatría, Fisioterapia, Neurocirugía, entre otras, brindando una atención multidisciplinaria a los pacientes, lo que redundará en mayores posibilidades de éxito en los tratamientos realizados.

Tratamiento Farmacológico No Invasivo: Nuestros especialistas tienen amplios conocimientos acerca  de los diversos fármacos empleados para el tratamiento del dolor y sus diversas formas de prescripción, serán capaces de ofrecerles los medicamentos más adecuados para el tratamiento de su patología dolorosa y advertirán acerca de posibles efectos secundarios.

FOTO25

Bloqueos Nerviosos Periféricos: El dolor es transmitido a través de nervios localizados en distintas regiones de nuestro cuerpo. Un bloqueo nervioso consiste en aplicar alrededor de los nervios involucrados en el proceso doloroso fármacos que “duerman” o eviten el paso de estas señales dolorosas al sistema nervioso central, estos fármacos habitualmente consisten en anestésicos locales. Para la exacta ubicación del nervio y/o plexo nervioso se utilizan y combinan varias técnicas como la ecografía y rayos X.

Bloqueos Peridurales con Corticoides: Especialmente indicado para el dolor de origen radicular debido a irritación o inflamación de una raíz nerviosa. El procedimiento consiste en la colocación de corticoides (antiinflamatorio) en el espacio peridural. Se realiza bajo visión radiológica directa o con ecografía,  lo que permite aplicar adyacente a la raíz nerviosa el fármaco, aumentando las posibilidades de éxito de la técnica.

Bloqueos Facetarios: Utilizados para diagnóstico y tratamiento del dolor de espalda, que se origina en las articulaciones facetarias. La técnica se basa en localizar bajo visión directa radiológica (fluoroscopia) dichas articulaciones y administrar anestésicos locales y corticoides dentro de la articulación (bloqueo infra articular) o justo al lado del nervio que presenta la sensibilidad dolorosa de dicha articulación (bloqueo ramo medial del ramo posterior). Si el Bloqueo es efectivo se debe considerar la realización de una radiofrecuencia posterior.

Bloqueos Simpáticos Regionales: En ciertas patologías el dolor está mediado por el sistema nervioso simpático, en estos casos se hace necesario bloquear estos nervios para controlar el dolor. Se hacen bajo visualización directa con la ayuda radiológica y se utilizan anestésicos locales. Los bloqueos simpáticos más comunes son el Bloqueo del ganglio estrellado, del plexo celiaco, del plexo Hipogástrico y del ganglio impar entre otros.

FOTO26 

Es un procedimiento que consiste en inyectar un compuesto químico en la zona del dolor para destruir el tejido nervioso e impedir que el nervio continúe funcionando. El producto químico, normalmente alcohol o fenol, se inyecta en la zona circundante del nervio medular concreto que inerva o activa la zona de dolor. El objetivo de la neurólisis es impedir que el nervio continúe enviando señales de dolor al cerebro. Normalmente este procedimiento resulta eficaz para aliviar el dolor durante semanas o meses. Este procedimiento se realiza en quirófano y con visión de Rayos X.

Infiltración  De Puntos Gatillo (Trigger): Esta técnica  ubica  los puntos gatillos relacionados con síndromes dolorosos musculo esqueléticos como el dolor miofascial y fibromialgias,  luego se realiza una punción con anestésicos locales y corticoides para bloquear el estímulo doloroso y producir elongación muscular (relajación de grupos musculares tensos).

FOTO27

Se basa en trasmitir calor a los nervios trasmisores de dolor. El calor es generado por corriente eléctrica de baja energía y alta frecuencia a través de electrodos. El paso de corriente a través de este circuito genera calor en la punta del electrodo activo lo que permitirá realizar el tratamiento. La radiofrecuencia tiene diversas indicaciones dentro de las cuales destaca el tratamiento de neuralgia del trigémino, dolor lumbar, síndrome cervical (cefalea cervicogénica, síndrome facetario, cérvico-braquialgia), neuralgia intercostal, dolor maligno intratable, simpatectomía lumbar y para el tratamiento de síndromes dolorosos en áreas determinadas, (nervios occipitales, nervio supraescapular, femorocutáneo, intercostal, etc.).

FOTO28

En pacientes con dolor crónico que presentan buena respuesta a los fármacos analgésicos pero que los efectos secundarios hacen que la administración de los mismos por las vías habituales (oral, transdérmica) sean intolerables, se puede minimizar la dosis colocando estos fármacos en la periferia del sitio de acción de los mismos. Esto se realiza implantando  una pequeña bomba conectada con un catéter que suministra el fármaco exactamente en la zona que rodea la medula espinal (espacio intratecal), lugar donde se encuentran los nervios que transmiten el dolor. Esta aplicación directa del fármaco permite una impresionante disminución de la dosis (hasta 300 veces menos),  lo que posibilita controlar el dolor sin  efectos secundarios indeseados.

FOTO29

Pacientes con dolor crónico de difícil tratamiento y/o  pacientes con efectos secundarios intolerables de los fármacos utilizados, son pacientes candidatos de un Implante de  Neuroestimulador para el control del dolor.

El tratamiento consiste en la estimulación eléctrica de los nervios que transmiten la señal del dolor, generando sensación de parestesia (hormigueo) y bloqueando así los impulsos dolorosos con el consecuente alivio del dolor. Las Patologías que principalmente se benefician de esta técnica son cirugía de espalda fallida, síndrome regional complejo y angina de pecho intratable entre otras.

Servicios Cardiosalud