Neurocirugía Intervencionista

NEUROCIRUGÍA INTERVENCIONISTA

 

FOTO17

Es una especialidad médica orientada al diagnóstico y tratamiento de  las patologías del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), columna vertebral y región de la cabeza y cuello, utilizando técnicas mínimamente invasivas guiadas mediante dispositivos de rayos X especiales, que se encarga de sustraer las estructuras que no son de interés dejando visibles los vasos sanguíneos del organismo.

FOTO18

Procedimiento diagnóstico de invasión mínima realizado para identificar o confirmar problemas con los vasos sanguíneos en cabeza y cuello.

FOTO19

Los accidentes vasculares cerebrales son la  tercera causa de muerte en el mundo. Aproximadamente 500 mil nuevos casos se presentarán cada año. El objetivo del tratamiento endovascular  es disolver los coágulos formados en las arterias cerebrales, mediante la administración de medicamentos en forma directa al cerebro o con el uso de dispositivos mecánicos: balones o catéteres extractores. La oclusión es un procedimiento terapéutico que se realiza bajo anestesia general, durante el cual se cierran, pinzan o cortan los vasos Intracraneales. Esto permite realizar tratamientos a lesiones cerebrales como aneurismas, malformaciones arteriovenosas y fístulas arteriovenosas.

FOTO20

La presencia de aneurismas cerebrales que son dilataciones de las arterias cerebrales, de origen congénito o asociadas a debilidades en las paredes de estos vasos, ocasionan compresión de estructuras vecinas y su ruptura pone en potencial peligro la vida del paciente. La embolización endovascular permite la oclusión de aneurismas mediante la colocación de resortes metálicos en su interior.  Cuando la anatomía de estos aneurismas es difícil, las técnicas de embolización  permiten mediante el uso de balones o prótesis reconstruir los vasos sanguíneos afectados. La presencia de malformaciones arteriovenosas de cerebro y médula espinal, son nidos de vasos anormales constituidos por venas y arterias. Si afectan el cerebro se manifiestan con hemorragias, convulsiones o déficits neurológicos. Si se localizan en la médula espinal pueden originar trastornos en la movilidad de las extremidades o en la función de la vejiga urinaria e intestino. La embolización tiene como objetivo, disminuir el tamaño e irrigación de la malformación, mediante la oclusión de los vasos que la alimentan.

FOTO21 

Esta es una de las complicaciones más temidas (20-30%) en pacientes que sufren de hemorragias cerebrales secundarias a ruptura de los vasos, debido a que las arterias disminuirán su calibre poniendo en riesgo de infarto al cerebro. Las técnicas endovasculares ofrecen en estos casos la administración selectiva de medicamentos o la dilatación de las arterias afectadas con balones (angioplastia).

FOTO22

Son alternativas para el tratamiento de reducciones en el calibre de  las arterias del cuello y cerebrales, en pacientes con  síntomas neurológicos, alto riesgo quirúrgico por enfermedad cardiaca-pulmonar, antecedente de  radioterapia o cirugía de cuello.  Utiliza balones y prótesis para la corrección de dichos problemas.

Servicios Cardiosalud